| Ignacio Gómez-Palacio

FRENA SE ENFRENA

 

 

 

 

 

 

Una pregunta a tiempo y una respuesta polémica: ¿qué gana FRENA con dividir a la oposición al ostentarse como la fuerza de “los puros” y rechazar a quienes acusa de no serlo? ¿Qué no será mejor sumar qué dividir?

Copio textualmente parte de comentario Num. 13 de FRENA, fechado el 30 de julio de 2020: “FRENA sigue con tenacidad y perseverancia las estrategias exitosas, probadas, y no ocurrencias de mentes calenturientas…. ¿ Por qué las soluciones que proponen los políticos, los centros empresariales, los intelectuales y periodistas (Líderes de Opinión ) no son efectivas contra una dictadura? Los políticos tienen intereses de puestos, huesos en el gobierno, coexistencia con el sistema podrido, su formación es “urnas”, “urnas”…. Los institutos empresariales tienen intereses muy puntuales, buscan salvar su patrimonio, enchufarse con la dictadura, le venden cosas al gobierno, tienen cola que les pisen, pueden ser extorsionados por sus prácticas fiscales, ellos apostarán a convivir con “el esposo que las maltrata, aunque sea un tirano”…. Los intelectuales han vivido del sistema, siguen cuidando seguir a la sombra del nuevo régimen, su accionar no pasa de la crítica y apostar a eventos en el futuro (elecciones) porque ellos fueron también padres de esos sistemas…. Los periodistas, no pueden pensar en medidas radicales, viven de la nota, viven de los apoyos gubernamentales, tienen “carnita” para contemporizar con el problema, pueden ver amenazada su concesión, su vida, la de sus reporteros, la situación les da noticia, apuestan a “ir la llevando” y manifestar.

Mucho bien le haría a Gilberto Lozano, director de FRENA, aprender de la triste historia de la discordia civil que se presentó entre los partidos de los “puros” y los “polkos”, mientras el ejército mexicano se batía en la batalla de La Angostura, contra las fuerzas invasoras estadounidenses en febrero de 1848. Esa división fue en buena parte causante de haber perdido dos terceras partes de nuestro territorio. Un precio vergonzoso que ahora viene a la mente con motivo del “yo acuso” de FRENA. Al recibir las noticias de los desacuerdos en la capital del país, el general en jefe del ejército nacional se retiró cuando la batalla la tenía prácticamente ganada. El avance estadounidense continuó, hasta ondear su bandera en septiembre del mismo año, en nuestro zócalo capitalino.

Se antoja pensar que Gilberto Lozano, con lo que auto-identifica como un grupo de “ciudadanos dignos y libres” que integran FRENA, se asemeja a “los puros y “los polkos” que no supieron defender nuestra patria por falta de experiencia política, de esa que le sobra a AMLO, que tal parece que le ha dado al Sr. FRENA la cuerda necesaria para que se ahorque solito.

Se requiere sumar.

Sr. Gilberto Lozano, si desea significar a FRENA, como un movimiento relevante en los difíciles momentos en los que atraviesa el país, no sé de baños de pureza. Bájese de su pedestal, donde ya se sueña vislumbrar en el horizonte las vastas llanuras del Valle del Anáhuac y convoque a todos los ciudadanos y sectores. No descalifique. Dese cuenta que es tanto como darse un balazo en el pie. Hasta la semana pasada, ha caminado un buen trecho y ha sabido convocar, no eche a perder lo ganado.

Si un grupo ciudadano considera que el mejor vehículo para lograr el rechazo de AMLO son las urnas en el 2021 (con la derrota de Morena) y/o en el 2022 (con el rechazo de AMLO), nada obsta para que se sumen a una posible renuncia antes del 1 de diciembre de 2020, que FRENA fundamenta en el texto lato del Art. 39 constitucional. Las tres posturas no se contradicen, ya que los hechos ocurrirán en distintas fechas.

Despierta FRENA despierta…. y mira con quien te estás agarrando a las patadas. No descalifiques. Tu texto se leyó en las plazas públicas el pasado fin de semana. Con seguridad surgieron ciudadanos confundidos. Ciudadanos empresarios, políticos, intelectuales, periodistas, que se sintieron rechazados, por simple hecho de su actividad. No se vale.

Deja un comentario