| Ignacio Gómez-Palacio

¡VA EN SERIO Y ESTÁ DIFÍCIL!

 

 

 

 

 

 

 

Es una advertencia. Muchos muertos no la tomaron en serio. Los que quedamos, mas nos vale darnos cuenta de la gravedad. Se trata de una pandemia que nos puede costar la vida, acompañada de un sufrimiento mayúsculo.

Martín Mateo (50 a), tomatero en la Central de Abastos de la CDMX, no creía en la existencia del coronavirus. Murió hace unos días. Contagió a muchos de sus empleados y compañeros tomateros, quienes también fallecieron (The Washington Post, 22.06.20). En México, las 22 mil muertes por la pandemia es un número que no refleja la realidad, “debido a la opacidad del gobierno federal”, que no informa las defunciones con motivo de infecciones respiratorias agudas graves. Comparar la cifra actual con la de años anteriores indicaría el verdadero alcance de la mortalidad por el coronavirus (Reforma, 23.06.20). En la India explotan los casos y enfermos son abandonados en las calles (The New York Times, 22.06.20). Francia reporta nuevos casos inesperados, igual que China unos días antes, donde se consideraba extinguido el virus (Le Monde, 22.06.20). En el sur y sureste de EUA, los brotes aislados han aumentado al punto de ser comparados hoy con la propagación de un incendio forestal (Los Angeles Times, 22.06.20).

¿Mas?

El incremento de enfermos por Covid 19 en nuestro país ha explotado. De 10,000 fallecimientos en 3 meses, se han añadido 12,000 nuevas muertes durante los últimos 15 días. La CDMX que se encontraba en semáforo naranja, ha regresado a rojo, como casi todo el país.

 

¿Y las contradicciones?

Siguen y siguen.

El pasado fin de semana, España levantó la alerta bajo presión del comercio y la industria. Dejó pasar turistas y las playas se abarrotaron de paseantes ansiosos de iniciar su sagrado verano, como fue el caso de Barcelona. En esa fecha se reportó la cifra mas alta de contagios a nivel global en un dia (183,000, reporte de La Razón 22.06.20). Trump emitió uno mas de sus célebres dictatums al señalar que debe reducirse el número de pruebas, en tanto su país llega al 25% de contagios en el mundo entero y ocho Estados de la Unión indican haber tenido el mayor número en un día. Sus asesores tratan de que se de otra interpretación a lo dicho por su jefe (The Washington Post 22.06.20).

Debido a un nuevo brote en el matadero de Toennies, en Rheda- Wiedenbrueck en Alemania, se retomó la cuarentena. El pasado fin de semana, en Yulin, China, arrancó el festival anual de carne de perro, lo que puede acarear un incremento de contagios (Reforma 23.06.20). Se teme una segunda ola de contagios con consecuencias devastadoras.

Los políticos están ansiosos de volver a estadios y centros de reunión abarrotados. Desean cambiar la realidad que dia tras dia les azota en la cara. Sus apetitos y avideces se les entretejen con el coronavirus que no parece entender la orden emitida desde los palacios ejecutivos y legislativos de detener su marcha atroz.

 

¿Noticias inesperadas?

Muchas, como es el caso de la afectación a los poderes judiciales a nivel mundial. Los jurados populares en juicios orales han sido pospuestos igual que los juicios, ya que obligan a la reunión en grupo. Ante la denuncia de un acto criminal, los fiscales dudan salir a aprender al acusado, al que también titubean introducirlo a cárceles donde pueda contagiar a los reclusos. Otro ejemplo son los problemas que atraviesan iglesias y congregaciones, clubs, casinos, círculos de amigos, asambleas y toda reunión de personas. El serbio Novak Djokovic, clasificado como el mejor tenista del mundo, se contagió y se encuentra recluido y aislado sin entrenar.

 

¿Y la vacuna?

En este tema existe confusión y poca certeza de cuándo estará lista para ser aplicada masivamente. Es la carrera de la industria farmacéutica (Big Farma) por hacerse de una gran fortuna. Quien parece estar a la cabeza es la Universidad de Oxford, en conjunción con el grupo farmacéutico británico AstraSeneca, que esta semana empieza a probar la vacuna en voluntarios en Gran Bretaña, Sudáfrica y Brasil.

En otros países también se están haciendo esfuerzos por lograr la fórmula (China, México, etc.), en el entendido de que se está considerando la necesidad de desarrollar varias vacunas contra el Covid 19, que dependen  de las características del paciente; ya que quien primero se contagia moviliza el sistema inmunitario innato, pero si no es suficiente para acabar con el patógeno, se moviliza el sistema inmunitario adaptativo o adquirido. A este segundo se dirigiría una segunda vacuna, ya que el virus es mas sofisticado.

 

¿Qué hacer?

Quedarnos en casa. Usar cubre boca. Mantener la sana distancia. Hacer ejercicio. Lavarse las manos y mas, como es el evitar comida picante y el alcohol. Debemos intentar cumplir con los mas, aunque para muchos esto sea parcialmente imposible, por carecer de techo o por motivos laborales, urgencias, necesidades alimenticias y de salud y otros.

Deja un comentario